Manifiesto vasco en Solidaridad con el Pueblo Árabe de Siria

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA DE LA REPÚBLICA ÁRABE DE SIRIA Y DE LA AUTODETERMINACIÓN DEL PUEBLO SIRIO

siria-eh.png

Todos los pueblos del mundo tenemos el derecho a ejercer la libre determinación.

Los abajo firmantes rechazamos rotundamente las injerencias en Siria por parte de poderes extranjeros, que con ello violan los derechos más elementales de este pueblo. Consideramos “esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”. (Declaración Universal de los Derechos Humanos).

La guerra instigada contra la soberana República Árabe de Siria es un crimen de lesa humanidad que los agresores justifican con un supuesto derecho a la injerencia humanitaria. Sin embargo, esta guerra imperialista no tiene absolutamente nada que ver ni con ayuda humanitaria ni con internacionalismo ni con solidaridad, que es la ternura entre los pueblos.

Dar crédito o no valorar en su justa medida la notoria hipocresía de los discursos de los agresores sobre la defensa que con ello realizan de valores como la democracia, los derechos humanos, el humanitarismo, los derechos de la mujer, el derecho internacional, la paz mundial, la ilegal utilización de armas químicas, la defensa de la inocente población civil, etc, etc. significa complicidad con las masacres actuales que está sufriendo el pueblo sirio y también las futuras.

Tanto los gobiernos capitalistas de EEUU de América, de Israel, de Qatar, Turquía, Arabia Saudí, etc., como los de Europa pretenden ocultar sus verdaderos objetivos. Nos negamos a ser sus “monos sabios” y no ver, no escuchar y no hablar, y afirmamos rotundamente que los intereses en juego no son otros que:

  • financieros (mantener la hegemonía del dólar sobre el euro e impedir que los extractores del petroleo lo cobren en euros)

  • económicos (libre acceso, y a precio de robo, de los grandes monopolios transnacionales a los recursos naturales ajenos)

  • de seguridad y coste del transporte (garantizar el transporte de estos recursos hacia los centros consumidores neurálgicos del capitalismo)

  • militares (garantizar el libre acceso a zonas de interés ofensivo-militar contra el desarrollo de China y Rusia)

  • geoestratégicos (impedir el desarrollo de un polo de poder mediante posibles alianzas entre las naciones de la zona y de estas con otras)

Su objetivo estratégico es volver a trazar las fronteras y reorganizar totalmente un “Nuevo Oriente Próximo”. La hoja de ruta europeo-estadounidense-israelí se basa en la el concepto neocon de la “destrucción creadora”, del “caos constructivo” y la “guerra permanente contra el terrorismo”. Con ello asumen el sufrimiento de los pueblos como “sufrimiento necesario” y promueven la fragmentación mediante la balcanización, es decir, utilizando la guerra sectaria entre hermanos y utilizando el “divide y vencerás” que tanto éxito a cosechado en otros conflictos.

No solo se trata de “dividir para vencer” a los Estados y pueblos de todo Oriente Próximo, sino de una “pacificación” o “paz social” mediante el exterminio. Para ello provocan artificialmente guerras fratricidas, terrorismo sectario entre miembros de diferentes religiones y etnias diversas. Sus fines son demográficos, no democráticos: la eliminación de toda población superflua para que no consuma ni reivindique y luche por sus derechos, una vida digna y la libertad para autodeterminarse.

Las actuales condiciones de alienación, desideologización, desinformación, debilidad organizativa y falta de poder nos incapacita como izquierda europea para realizar una solidaridad internacionalista y antiimperialista efectiva. Por ello afirmamos que tanto las organizaciones populares sirias que luchan contra la injerencia imperialista junto con el Ejército Árabe Sirio y el gobierno de Assad como las organizaciones antiimperialistas de la región, en un impecable ejercicio de internacionalismo revolucionario, son los únicos que en la actualidad pueden impedir el mal mayor de un desastre humanitario criminal al que son abocados todos los pueblos y personas en la compleja composición étnico-religiosa de Oriente Próximo y también de la República Árabe de Siria. Si Siria cae, la causa árabe, palestina y las aspiraciones nacionales kurdas estarán perdidas para siempre.

No existe para la izquierda europea valoración, análisis o argumentación alguna que justifique el apoyo o la mera aprobación de la alianza de la disidencia interna siria con los intereses y objetivos imperialistas. No se puede pretender una presuntuosa equidistancia y obviar las consecuencias para todos los pueblos y personas que suponen la conquista, el rediseño y la neocolonización imperialista del “Nuevo Oriente Próximo” por parte del capitalismo occidental.

La huida hacia adelante que realiza gran parte de la izquierda europea, olvidándose de su nulo interés internacionalista mostrado por el pueblo sirio hasta ahora, obviando el principio del mal menor y cerrando los ojos ante los verdaderos objetivos del principal enemigo de la humanidad (con quien convive demasiado cómodo todavía) tiene como consecuencia no solo el empoderamiento de este enemigo sino el debilitamiento ideológico y la decadencia ética de esta izquierda.

Por todo ello instamos a los hombres y mujeres progresistas y de izquierdas a:

  • Respetar la causa árabe en general y al pueblo Sirio en particular,

  • Comprometerse con los principios antiimperialistas frente a sus propios gobiernos y poderes fácticos nacionales y contra el enemigo capital,

  • Trabajar para levantar embargos y sanciones contra la República Árabe de Siria y demás países de Oriente Próximo, para que se retire todo apoyo logístico, político, económico, financiero y militar a los grupos salafistas, tafkiristas, wahhabis, mercenarios y similares, y para que se retiren todas las tropas en supuestas misiones humanitarias. Ninguna guerra es humanitaria.

  • Ofrecer espacios y recursos políticos para facilitar la diplomacia y negociación sin perseguir intereses propios como vía para la resolución de los conflictos internos de Siria y demás Estados.

  • Impulsar la campaña de boicot contra cualquier expresión sionista e intereses de Israel en el ámbito cultural, académico, artístico, económico, deportivo, etc…

¡Viva la solidaridad internacionalista!
¡Viva la República Árabe Siria!

Euskal Herria, 2013-VII-06

Firman:

  • Ibai Martinez de Trebiño
  • Mauritziu Faedda
  • Jon Kortazar Billelabeitia
  • Ion Metauten Pilarte
  • Periko Solabarria
  • Walter Wendelin
  • Rebeka Gomez Reigosa
  • Arturo Villanueva Arteaga
  • Aitor Carrera Blanco
  • Endika Oviedo Baztarrika
  • Beatriz Esteban Rola
  • Nestor Silva
  • Marikarmen Albizu Etxate
  • Nerea Garro
  • Joakin Arregi Goenaga
  • Joseba Agudo Mantzisidor
  • Danel Martin Arruabarrena
  • Unai Kontxa Olabarrieta
  • Erik Gartzia Egaña

SINATU! / Firma! / Signer!

Anuncios

4 pensamientos en “Manifiesto vasco en Solidaridad con el Pueblo Árabe de Siria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s